La senadora colombiana Paloma Valencia concedió una entrevista a América 24Horas donde habló de sus motivaciones para postularse a la presidencia de Colombia.

«Está llegando el tiempo de las mujeres», dijo Valencia que espera convertirse en la primera mujer presidenta de Colombia en 2022.

La aspirante a la nominación presidencial del partido Centro Democrático, dirigido por el expresidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), también se refirió a las protestas violentas  que iniciaron en abril y que dejaron decenas de muertos y cientos de heridos, incluido los miembros de la fuerza pública.

Consultada sobre cuáles eran sus propuestas para la juventud que marchó entre mayo y junio contra un proyecto de reforma tributaria, dijo que es importante «que la gente sienta que hay oportunidades y que este país les abre las puertas  a sus proyectos de vida». 

«Hoy tenemos un gran problema con la educación pública, donde están la mayoría de los niños de menores recursos en el país, y están teniendo resultados 25% inferiores. Hoy el 30% de los niños del sistema escolar público no han vuelto a las presencialidad porque tenemos en Colombia un sindicato de los profesores que se dedica a defender los derechos de los profesores», dijo.

Valencia también habló de los acuerdos de paz firmados entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc en 2016 y que el pueblo colombiano rechazó en un plebiscito celebrado en octubre de ese mismo año.

Sobre cuáles serían sus propuestas para las víctimas de las Farc que sienten que sus crímenes han quedado impune debido a los acuerdo de paz.

«Colombia votó no, aquí mayoritariamente el acuerdo de la Habana fue rechazado por los colombianos y simplemente con artilugios y trampas que se iniciaron desde la presidencia de la Republica se desconoció el resultado democrático», dijo Valencia.

«Estoy convencida que Colombia puede tener instituciones que nos representen a todos», añadió.

La legisladora sostiene que se necesita avanzar e incluir a los que rechazaron en las urnas los acuerdos de paz de 2016, en el «manejo y la decisión de esos acuerdos, y eso implica que los criminales de lesa humanidad tengan que  tener castigos proporcionales al tipo de crimen que cometieron, de lo contario vamos a tener que buscar que la Corte Penal Internacional abra esos procesos y los sanciones».

Sobre las 16 curules que fueron entregadas a la guerrilla terroristas tras las negociaciones de paz en Cuba, la precandidata señala que no deben ser ocupada por personas que tenga las manos manchadas de sangre, que sean criminales de lesa humanidad o criminales de guerra.

«Eso tiene que quedar en manos de personas que no hayan cometidos crímenes». 

«Tiene que haber verdad, porque aquí nos dijeron que íbamos a sacrificar justicia a cambio de verdad, pero no hubo ni lo uno ni lo otro».

El próximo 22 de noviembre el partido Centro democrático anunciará su candidato unitario de cara a las elecciones presidenciales de marzo del próximo año.

Son cinco precandidatos que buscan la nominación del movimiento político que es dirigido por el exmandatario Álvaro Uribe.

America24horas.com

shares
es_ESEspañol