Foto: La Casa Blanca

La lista de invitados incluye a 110 países, entre ellos Taiwán, pero no incluye a China ni a Rusia.

La administración Biden invitó a Taiwán a su Cumbre Virtual por la Democracia el próximo mes, anunció el Departamento de Estado.

La decisión ha provocado fuertes críticas de China, que considera a la isla autónoma como su territorio.

La cumbre cumple una promesa que hizo el presidente Joe Biden durante su campaña, y refleja su énfasis en devolver a Estados Unidos a una posición de liderazgo global entre las democracias mundiales.

El evento tiene como objetivo reunir a líderes del gobierno, la sociedad civil y el sector privado para trabajar juntos en la lucha contra el autoritarismo y la corrupción global y la defensa de los derechos humanos.

La lista de invitados incluye a 110 países, entre ellos Taiwán, pero no incluye a China ni a Rusia. La inclusión de Taiwán se produce cuando las tensiones entre Estados Unidos y China se han intensificado por el enfoque de Estados Unidos hacia la nación insular.

La política de «Una China» de Estados Unidos reconoce a Beijing como el gobierno de China, pero permite relaciones informales y lazos de defensa con Taipei.

Pero a fines de octubre, Biden hizo sonar las alarmas en Beijing al decir que Estados Unidos tiene un firme compromiso de ayudar a Taiwán a defenderse en caso de un ataque chino.

Durante una reunión virtual de tres horas a principios de este mes entre Biden y el presidente chino Xi Jinping, Biden reiteró el apoyo de Estados Unidos a la política de «Una China», pero también dijo que «se opone firmemente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el status quo o socavar la paz y la estabilidad en Taiwán”.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, revisa tropas aéreas en la Base aérea de Chiayi el 18 de noviembre de 2021.

Las críticas de China

La decisión de EE. UU. de invitar a Taiwán volvió a desatar las críticas contra el gobierno de Biden desde Beijing.

«Lo que hizo Estados Unidos demuestra que la llamada democracia es solo un pretexto y una herramienta para perseguir objetivos geopolíticos, reprimir a otros países, dividir el mundo, servir a sus propios intereses y mantener su hegemonía en el mundo», dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian.

Zhu Fenglian, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán de China, dijo el miércoles: «nos oponemos firmemente a cualquier forma de contacto oficial entre Estados Unidos y la región china de Taiwán».

Si bien fueron invitados aliados de Estados Unidos como Japón y Corea del Sur, otros como Vietnam, Egipto y Turquía no están en la lista de asistentes.

VOA [Contiene información de AP]

shares
es_ESEspañol