Foto: Revista Semana

Cuando ha pasado un lustro de los acuerdos de paz entre la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de ese país, el secretario general de la ONU, António Guterres, llamó a fortalecer aquellos proyectos que sostengan los planes de paz de los exguerrilleros.

“Es posible vencer los desafíos vinculados al acceso a la tierra y a la vivienda, y consolidar las iniciativas económicas”, dijo el martes Guterres, de visita en Colombia, en un discurso junto al mandatario colombiano Iván Duque en el municipio de Dabeiba, en el departamento de Antioquia.

El jefe de la ONU celebró también los progresos del Acuerdo Final de Paz, firmado el 24 de noviembre de 2016 al afirmar que “es posible superar divisiones históricas por el bienestar de las comunidades, avanzando hacia la reconciliación”.

El histórico acuerdo de paz de 2016 permitió que más de 13.000 integrantes de la desmovilizada guerrilla, incluidos cerca de 7.000 combatientes, se reintegraran a la vida civil, conformaran un partido político y depusieran las armas tras más de 50 años de enfrentar al Estado.

Por su parte, el presidente colombiano, Iván Duque, dijo que la apuesta de su Gobierno es a que la reincorporación de los exintegrantes de las FARC sea exitosa para generar confianza y aseguró que apoya más de 3.200 proyectos productivos individuales y colectivos.

«La piedra angular está en la reincorporación. Una reincorporación exitosa es la protección futura para que no se generen nuevas formas de violencia», aseguró el mandatario, quien reveló que su Gobierno está invirtiendo más de 2.300 millones de dólares en los 170 municipios más afectados por la violencia y la pobreza para consolidar la paz.

El martes el gobierno de Estados Unidos anunció que está revisando su política respecto a las FARC y que ha consultado al Congreso sobre acciones que podría tomar al respecto, según informó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

“Hemos iniciado el proceso de consultar al Congreso sobre acciones que tomaremos con respecto a las FARC”, expuso Price en una rueda de prensa.

El acuerdo de paz permitió reducir la violencia en los primeros años, aunque posteriormente recrudeció debido a que grupos armados ilegales como la guerrilla del Ejército de Liberación y bandas criminales iniciaron una lucha por el control territorial de zonas estratégicas para el narcotráfico que abandonaron las FARC.

 

VOA

shares
es_ESEspañol