Foto: La Estrella de Panamá

La dirigente opositora María Corina Machado propuso el miércoles una“gran elección popular” en la que los venezolanos puedan elegir el  liderazgo opositor conduzca a un cambio político en el país.

“Hagamos una gesta épica, sin CNE tramposo, sin militares que han convertido a los centros de votación en cuarteles. Ya tenemos experiencia y lo hemos hecho antes, recordemos febrero de 2003 con el firmazo o la épica movilización del 16 de julio del 2017 con el Referendo Popular”, dijo en un video divulgado en sus redes sociales.

Machado, la figura más prominente del ala de la oposición radical,afirmóque el país requiere una nueva dirección política que no“traicione” a los venezolanos, y que su único objetivo sea coordinar fuerzasconaliados internacionales para “derrotar a la tiranía”.

En un mensaje de poco más de cinco minutos, la dirigente opositora denunció que el presidente Nicolás Maduro pretende usar los resultados de las elecciones regionales y municipales del domingo para “crear una nueva oposición cohabitadora”.

“Ya anuncia que se lleva a estos individuos para el dialogo en México, pero no van a poder tapar la cruda realidad, el 21 de noviembre el pueblo de Venezuela revocó a Maduro y a su régimen y a esa falsa oposición”,subrayó en clara alusión a los comentarios del presidente del Parlamento, JorgeRodríguez, sobre incorporar al proceso de diálogo a los partidos Alianza Democrática y Fuerza Vecinal, cuestionados por la mayoría opositora.

Machadoreiteróque no será posible sacar a Maduro del poder bajolaactualconducción política que, según dijo, “ha defraudado al pueblo doblándose y quebrándose cuando tenía que rematar”.

“Para lograr unresultadodiferente tenemos que cambiarlos. ¿Tú quieres que continúe el G4 [Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo]y esos cuatro partidos, o quieres algo totalmente distinto?”, planteó a los venezolanos.

Esta semana, sin brindar mayores detalles,lideres opositorestambién insistieron en lanecesidad de reorientar las estrategias.

Juan Guaidó, considerado presidente interino por decenas de países,aseguró que es un momento de “reflexión” por parte de la dirigencia y  resaltó la necesidad de la “unificación y articulación de todos los factores”.

“Una unidad sincera que relegitime los liderazgos en Venezuela, que reconstruya una Plataforma Unitaria que de respuesta a los intereses de los venezolanos”,dijo el lunes en conferencia de prensa.

El dos veces ex candidato presidencial, Henrique Capriles, dijo el martes que tras los resultadoselectoralesdebe ocurrir un “relanzamiento y reorganización de la oposición”.

“Hoy nadie es dueño de la oposición, nadie, ni tiene el monopolio de la oposición. Aquí urge un proceso de exploración”,manifestó en rueda de prensa.

¿Propuesta viable?

Consultado por laVOA, el politólogo y director estratégico de la consultora Politiks, Enderson Sequera, coincide en que el G4 por sí solo se ha “mostrado incapaz” de conducir la lucha política en el país yañadióque,en este momento,se encuentran “desorganizados y deslegitimados”.

“Sin embargo, la propuesta de María Corina Machado me genera más preguntas que respuestas. Ella está tratando de crear un hecho político similar al del 16 de julio de 2017 para legitimarse y legitimar su facción política”, opina.

Resaltando la ausencia de mayores detalles sobre su implementación, a juicio de Sequera, no es una propuesta viable porque, ni sus aliados ni Vente Venezuela, la organización política que dirige Machado, tienen “la estructura ni la capacidad de movilización para organizar” ese evento.

“Si algo se demostró el 21 de noviembre es que los venezolanos dejaron de movilizarse espontáneamente. Para que se movilicen tienen que ofrecerles algo muy importante. En Venezuela, el gran movilizador es la expectativa de cambio político y no me queda claro si la propuesta cumple con ese requisito”, puntualizó.

Primero, los partidos

La propuesta de Machado “carece de todo realismo político, fundamento y sentido”, según opina en conversación con la VOA el doctor en procesos políticos contemporáneos y docente universitario, Juan ManuelTrak.

El analista considera que la idea de la dirigente del partido Vente Venezuela nace de una postura “profundamente maximalista”, en la cual Machado y sus aliados solo consideran oposición a quienes se les parecen.

“Es difícil que haya una conexión real entre el país que votó y ese que no votó respecto a esta propuesta. Existe una desafección muy grande, como lo vimos con el 60% de abstención; una diversidad muy grande, como lo vimos por la fragmentación del voto enel electorado opositor; y un descontento generalizado por cómo vimos cómo logró ser cada uno minoría”, apunta.

SegúnTrak, no es cierto que la abstención reflejada en las votaciones de las regionales del pasado domingo sea “un espaldarazo” a partidos opositores que han hecho de la no participación en elecciones una bandera, como Vente.

“Desconocemos por qué la gente no participa. Hay quien se ha ido del país, hay quienes no votan estructuralmente, hay gente que no ha sido atraída por ninguno de los polos y hay gente que se abstuvo por militancia activa. ¿Cómo saber cuál es la composición de esa masa amorfa?”, explica. Según datos del CNE, la participación rondó el 42% de los 21,1 millones de votantes inscritos.

Los resultados de las votaciones regionales obligan a los partidos opositores a renovar y recomponer sus cuadros internos mediante primarias, congresos o encuestas, segúnTrak, en vez de promover una elección de liderazgo nacional.

“Los partidos necesitan renovación, incluso Vente. Lo más importante es rescatar a los partidos, seguir presionando para que las tarjetas intervenidas vuelvan a la militancia real” en Venezuela, opina.

La Voz de América intentó obtener reacciones de lideres políticos respecto a la propuesta de Machado, sin embargo, de momento,no hubo comentarios.

 

VOA

shares
es_ESEspañol