Estados Unidos está «profundamente preocupado» por la extensión de la detención de un periodista de RFE/RL en Rusia

Foto: Reuters, vía RFE/RL

La Embajada de Estados Unidos en Moscú criticó el fallo de un tribunal ruso que prorrogó la detención preventiva del periodista de RFE/RL Alsu Kurmasheva hasta el 5 de junio, calificando de “inaceptable” la represión del país contra los medios independientes.

Kurmasheva, una periodista de Radio Free Europe y Radio Liberty (RFE/RL) radicada en Praga que tiene doble ciudadanía estadounidense y rusa, ha estado detenida bajo custodia rusa desde el 18 de octubre acusada de violar la llamada ley de «agentes extranjeros».

RFE/RL y el gobierno de Estados Unidos dicen que el cargo es una represalia por su trabajo como periodista para RFE/RL. Había viajado a Rusia para visitar y cuidar a su anciana madre y inicialmente fue detenida mientras esperaba su vuelo de regreso el 2 de junio en el aeropuerto de Kazán, donde le confiscaron los pasaportes.

El 1 de abril, el Tribunal del Distrito Sovetsky de Kazán amplió su prisión preventiva por dos meses y también rechazó una solicitud de los abogados de Kurmasheva para que su restricción se convirtiera en arresto domiciliario.

«Estamos profundamente preocupados por la detención de Alsu Kurmasheva en la Federación Rusa, que el tribunal prorrogó», dijo la embajadora Lynne Tracy en una publicación en X , antes Twitter, el 2 de abril, añadiendo que representantes de la embajada estaban presentes en el tribunal en Kazán.

“Seguiremos buscando acceso consular. La invasión de la libertad de prensa en Rusia por parte del Kremlin es inaceptable», dijo Tracy.

Antes del proceso judicial, Kurmasheva dijo a los periodistas que «no se encuentra muy bien físicamente» y que sus condiciones de vida bajo custodia «son muy malas». Añadió que estaba recibiendo atención médica «mínima» y que las condiciones en su celda eran primitivas, con un agujero en el suelo que hacía las veces de retrete.

Kurmasheva, de 47 años, fue arrestada en Kazán en octubre pasado y acusada de no registrarse como «agente extranjero» bajo una ley rusa punitiva que apunta a periodistas, activistas de la sociedad civil y otros. También ha sido acusada de difundir falsedades sobre el ejército ruso y enfrenta hasta 10 años de prisión si es declarada culpable.

Muchos críticos y grupos de derechos humanos dicen que el Kremlin utiliza la llamada ley de «agentes extranjeros» para reprimir cualquier disidencia.

Moscú también ha sido acusado de detener a estadounidenses para utilizarlos como moneda de cambio a cambio de rusos encarcelados en Estados Unidos.

En febrero, 23 países nominaron a Kurmasheva para el Premio Mundial de Libertad de Prensa UNESCO/Guillermo Cano 2024.

El premio, creado en 1997, es un premio anual que honra a una persona o grupo de personas que hacen una contribución «destacada» a la defensa y promoción de la libertad de prensa en todo el mundo a pesar del «peligro y la persecución» que enfrentan.

Periodistas encarcelados de RFE/RL (de izquierda a derecha): Alsu Kurmasheva, Ihar Losik, Andrey Kuznechyk y Vladyslav Yesypenko

Kurmasheva es uno de los cuatro periodistas de RFE/RL (Andrey Kuznechyk, Ihar Losik y Vladyslav Yesypenko son los otros tres) actualmente encarcelados por cargos relacionados con su trabajo. Grupos de derechos humanos y RFE/RL han pedido repetidamente la liberación de los cuatro, afirmando que han sido detenidos injustamente.

Losik es un bloguero y colaborador del Servicio de Bielorrusia de RFE/RL que fue declarado culpable en diciembre de 2021 de varios cargos, entre ellos la “organización y preparación de acciones que violan gravemente el orden público” y sentenciado a 15 años de prisión.

Kuznechyk, editor web del Servicio Bielorruso de RFE/RL, fue condenado en junio de 2022 a seis años de prisión tras un juicio que no duró más de unas pocas horas. Fue declarado culpable de “crear o participar en una organización extremista”.

Yesypenko, ciudadano ruso-ucraniano con doble nacionalidad que contribuyó a Crimea.Realities, un medio de noticias regional del Servicio Ucraniano de RFE/RL, fue sentenciado en febrero de 2022 a seis años de prisión por un juez ruso en la Crimea ocupada después de un juicio a puerta cerrada. Fue declarado culpable de “posesión y transporte de explosivos”, cargo que niega rotundamente.

RFE/RL

martes abril 2, 2024