El crítico encarcelado del Kremlin, Aleksei Navalny, presentó otra demanda contra la Colonia Correccional No. 2 en la región de Vladimir, donde cumple una sentencia de prisión que él y sus partidarios consideran políticamente motivada.

El abogado de Navalny, Vadim Kobzev, dijo al periódico Novaya Gazeta el 24 de noviembre que la demanda de su cliente es contra la decisión de la colonia de etiquetarlo como «una persona inclinada a cometer crímenes de naturaleza terrorista o extremista».

El tribunal de distrito de Petushki en la región de Vladimir registró la demanda el 18 de noviembre, con una audiencia preliminar programada para el 9 de diciembre.

El sitio web de la corte publicó la información sobre la demanda de Navalny a principios del 24 de noviembre, pero la eliminó después de que varios medios de comunicación informaran sobre el caso.

Esta es la cuarta demanda de Navalny contra la colonia. A principios de este año presentó demandas contra la decisión de la penitenciaría de etiquetarlo como un riesgo de fuga, otra por la censura de los periódicos que recibe y otra por la negativa de la administración de la colonia a entregarle una copia del Corán, el libro sagrado de los musulmanes.

Navalny más tarde retiró sus demandas con respecto a los periódicos y el Corán diciendo que los problemas se habían resuelto.

La demanda relacionada con su etiquetado como un riesgo de fuga fue rechazada por el tribunal de distrito de Petushki.

Sin embargo, Navalny dijo el 11 de octubre que este estatus había sido cambiado al de un recluso inclinado al extremismo y el terrorismo. A principios de año, un tribunal en Moscú calificó a todos los grupos y organizaciones asociados con Navalny como extremistas.

Navalny fue arrestado en enero a su llegada de Alemania, donde había recibido tratamiento que le salvó la vida después de ser envenenado en Siberia con lo que los laboratorios europeos definieron como un agente nervioso Novichok. Ha acusado al presidente ruso, Vladimir Putin, de ordenar el envenenamiento, lo que el Kremlin ha negado.

Un tribunal de Moscú convirtió en febrero una sentencia suspendida de 3 años y medio por un cargo que Navalny y sus partidarios llaman políticamente motivado a tiempo real de cárcel diciendo que rompió los términos de la sentencia original al salir de Rusia hacia Alemania para el tratamiento de salud que recibió. Navalny estaba en coma en el momento en que fue evacuado médicamente de Rusia a Alemania.

El tribunal redujo el tiempo que Navalny debe pasar en prisión a poco más de 2 años y medio debido al tiempo ya cumplido en detención.

RFE/RL

shares
es_ESEspañol